Centro INAH Querétaro

SERVICIOS

MONUMENTOS HISTÓRICOS
Para el Centro INAH Querétaro es de gran importancia estudiar la conservación del patrimonio inmueble y generar Declaratorias de Zonas de Monumentos Históricos, por medio de catálogos, proyectos de restauración, dictámenes técnicos y la autorización de licencias de construcción, tanto en inmuebles construidos antes del siglo XX, como en construcciones en un terreno colindante con un inmueble histórico.

El proyecto permanente PROTECCION LEGAL Y TECNICA DEL PATRIMONIO HISTORICO EDIFICADO DEL ESTADO DE QUERETARO tiene como objetivo el cuidado, la permanencia, la conservación y la restauración del Patrimonio Histórico edificado del estado de Querétaro, por medio de el otorgamiento de asesoría profesional para la realización de proyectos de intervención; del otorgamiento de autorizaciones; la realización de supervisiones de obra, e incluso de suspensiones de obra, buscando, siempre de acuerdo con lo que ordena la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, que la conservación de este patrimonio, pueda hacerse congruente con la solución de las necesidades actuales de los usuarios; siempre en aras de que los inmuebles tengan un uso, para que podamos, como sociedad, apreciar y legar este patrimonio a las generaciones futuras. Para la realización de esta tarea, en lo que se refiere a los aspectos técnicos, participan los arquitectos integrantes de la Sección de Monumentos Históricos, del Centro INAH Querétaro.
Email: monumentoshistoricos.qro@inah.gob.mx

ARQUEOLOGÍA
Querétaro es un estado del país con un patrimonio arqueológico incomparable que evidencia la intensa actividad social de diversas comunidades en el pasado, y que en ocasiones da la apariencia de ser inagotable y perdurable. Dichos vestigios se han visto afectados, históricamente, por el desarrollo social y económico del México actual. El aumento poblacional, el crecimiento de la industria, la modernización de las vías de comunicación, entre otros, son algunos de los problemas que tienden a afectar, alterar, y en algunos casos, a destruir el patrimonio arqueológico.

Los vestigios arqueológicos son recursos culturales frágiles y no renovables, por lo que se han elaborado leyes y reglamentos enfocados a conservarlos. En este sentido, en 1972 el Estado Mexicano promulgó la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos y encargó al INAH su salvaguarda. Los arqueólogos son los únicos especialistas capacitados y autorizados para realizar excavaciones con fines de investigación, rescatar materiales encontrados por accidente y para organizar el salvamento de material arqueológico que se sabe serán afectados por obras de construcción.

Las leyes mexicanas establecen con claridad que el INAH es la única institución que puede autorizar proyectos arqueológicos de cualquier índole.

Todo aquel que realice por su cuenta excavaciones con la intención de apropiarse de materiales arqueológicos es un saqueador y, además los prejuicios que causa a todos los mexicanos por dañar su patrimonio cultural y destruir para siempre datos necesarios a la investigación científica, está cometiendo un delito muy grave castigado por la ley.

Es responsabilidad de todos vigilar que el patrimonio cultural se conserve, y denunciar a quienes destruyan o trafiquen con él. En el Centro INAH Querétaro existe un proyecto enfocado a localizar, registrar y promover la protección de este patrimonio; los hallazgos de material o sitios arqueológicos, así como las denuncias de afectación pueden realizarse directamente en las oficinas del INAH en Querétaro, donde se dará la atención directa a quien lo solicite, ya sea de forma verbal o por escrito. Garantizar la preservación del patrimonio arqueológico de todos los mexicanos es ofrecer a las generaciones venideras la posibilidad de conocer y comprender la incomparable historia de las sociedades de México antiguo.

El Centro INAH Querétaro cuenta con cuatro Zonas Arqueológicas abiertas al público El Cerrito, en el Municipio de Querétaro; Ranas en el Municipio de San Joaquín, Toluquilla en el Municipio de Cadareyta y Tancama en el Municipio de Jalpan.

RESTAURACIÓN
La restauración es una disciplina que tiene por objetivo devolver a los bienes culturales dañados por la acción de los elementos naturales, sus características originales. La restauración sólo debe ser realizada por profesionistas y técnicos expertos, ya que de otra manera se corre el riesgo de destruir, alterar o falsificar nuestro patrimonio.

La ley prevé que para realizar cualquier intervención en bienes culturales, muebles o inmuebles, es necesaria la autorización y supervisión del INAH. La intención de esta ley es asegurar que sea personal capacitado el que lleve a cabo la conservación y garantizar la buena ejecución de los trabajos de restauración.

Para que la intervención del restaurador sea correcta, es necesario que se auxilie de los estudios arqueológicos, históricos y arquitectónicos. La metodología general de restauración incluye varias etapas: limpieza, clasificación, consolidación y reposición de faltantes. Este proceso tiene que ser registrado en historias clínicas para cada objeto, en las que se especifican todos y cada uno de los tratamientos mecánicos, físicos y químicos que se realizaron para su preservación.

Los comentarios están cerrados.